#CómoSalimosDeEsta

foto: rpp

País de privilegios y privilegiados

Publicado: 2022-09-16

El Perú es un país de privilegios y privilegiados, no solo porque tenemos cuatro extensas regiones de mar, costa, sierra y selva, con una extraordinaria biodiversidad en flora y fauna, además de riquezas naturales, culturales, históricas, sociales y económicas.

A todos nos queda claro que tenemos un país privilegiado por la naturaleza y por su gente de bien que nos han dejado un gran legado a lo largo de nuestra historia, sin embargo, en estos 200 años de vida republicana, muy poco hemos avanzado en la forma de hacer política y de gobernar por parte de nuestras autoridades.

El Perú tiene todo para ser un gran país, pero aún no logramos contar con líderes políticos capaces de transformar nuestra realidad motivados por el bien común y por el aprovechamiento responsable de nuestros recursos, por el contrario, nuestra historia tiene registrado a personajes que llegaron al poder para otorgar privilegios a su gente, a sus amigos y demás actores que abusaron de su suerte para obtener el mayor beneficio posible a cuestas del perjuicio de las mayorías que hasta hoy padecen de hambre, de falta de acceso a los servicios básicos, a una buena educación, a un buen servicio de salud y tampoco a un trabajo digno.

Son muy pocos los privilegiados que disfrutan del país, de sus recursos y de sus cuotas de poder, incluso de impunidad ante la justicia; mientras que las mayorías, el pueblo, sigue reinventando una y mil formas para salir adelante, para alimentar a sus hijos, para cuidar a sus abuelitos, para intentar vivir con algo de dignidad en medio de una sociedad violenta, insegura y permanentemente bombardeada por mensajes de odio y pesimismo que se difunden diariamente en las pantallas de los grandes medios de comunicación, en sus portadas sensacionalistas y por sus micrófonos con voces alarmistas sin siquiera pensar con sensatez sobre las consecuencias de su actuar perverso totalmente contrario a la responsabilidad que tiene el verdadero periodismo.

Si pues, el Perú es un país de privilegios para unos cuantos, los demás debemos luchar contra la ineficiencia de la burocracia pública, los demás debemos soportar la ignorancia y la vileza de la mayoría de congresistas, también debemos soportar el abuso de los grupos económicos que aprovechan su posición dominante y las crisis para lucrar con indiferencia y usura con la muerte, con la desesperación y con la enfermedad de los peruanos; debemos soportar también la injusta, lenta y a veces parcializada administración de justicia, con algunos jueces y fiscales que abusan de su poder de acuerdo a criterios ajenos a sus códigos legales anticuados o incluso motivados por su fe o por pagos indebidos.

Si pues, el Perú es un país de privilegios para unos cuantos empresarios que ganan contratos para construir puentes, carreteras, colegios, hospitales y hasta una refinería, o para vender medicinas, equipos médicos, computadoras o uniformes sobrevaluados producto de viejas y enquistadas prácticas corruptas en todo nivel.

Si pues, este es el Perú de 200 años de vida republicana sin liderazgos políticos capaces de alcanzar acuerdos inteligentes para el bien del país, políticos que no piensan por sí mismos, que leen o repiten de memoria los discursos impuestos desde las sombras, por oscuros asesores o por WhatsApp.

Y como los peruanos buscamos siempre algún líder que nos mueva más por la emoción que por la razón, es muy probable que los no privilegiados, cansados de seguir padeciendo los males de siempre, decidan darle el poder a cualquiera que proclame un discurso radical contra los privilegiados, contra el sistema actual, contra la economía de libre mercado, contra los medios más influyentes, contra la corrupción, contra la explotación laboral, y demás.

Un discurso que fácilmente despierta emociones y llama a la acción a los hombres y mujeres de a pie, a los jóvenes que consumen voraces las redes sociales, y también a otros líderes que nunca accedieron al poder porque fueron ignorados, burlados o despreciados por los políticos de siempre.

Si pues, este es el Perú de hoy, con los poderes del Estado enfrentados, con un sistema de justicia injusto, con un modelo económico inhumano y consumista, y con una mayoría de la población cansada de todo y dispuesta a oír aquellas voces que prometen una supuesta reivindicación, una supuesta libertad, una supuesta justicia.

Y en medio de todo estamos tú y yo, observando con desdén algunos, o con preocupación los otros, lo que sí parece estar claro es que muy pronto, mirándonos al espejo, tendremos que decidir de qué lado estamos, con los privilegiados de siempre o no.

Esto es: Tiempos de cambio, compártelo.

(1) Periodista

Publicado el 16 de septiembre de 2022


Escrito por

Julio Navarro -Jucenaf

Periodista y luchador incansable contra la crisis de valores para construir un mundo mejor! JALCA para siempre! Aquí mi opinión personal.


Publicado en

Construyendo un Perú mejor

Elegir, actuar y transformar el entorno para incrementar su valor y generar felicidad y progreso es el deber que debemos cumplir cada día!